miércoles, mayo 2

Un buen homenaje


A veces nos cae bien. A veces nos cae mejor. Otras veces sentimos devoción por su obra. Mas allá de que alrededor suyo se haya creado un suceso muy particular (señoras de tapado queriendo abrazar sus libros compilados o su tira en La Nación), más allá de que algunos artistas lo acusen de tomar ideas de otros colegas de manera solapada (con discusiones varias al respecto), Liniers es un tipo piola. Y la sopresa de toparnos con una tira dedicada a la memoria de Elliott Smith, da gusto. Mucho. Sobre todo por lo inesperado. Disculpanos, Liniers, si está mal que reproduzcamos esta tira, pero nos parece que es un poco nuestra.
Y ustedes, no dejen de visitar Macanudo, su blog.

1 comentario:

gonzalo dijo...

a mi me cae bien liniers, y no me parece mal que le guste a las señoras de tapado -que históricamente son las que compran el diario donde aparece la tira y le dio espacio a liniers-, como tampoco me parece mal que gente joven que no suele leer la nación, sigan las aventuras de liniers en ese diario. lo que sí, "macanudo" como tira es medio como belle and sebastian, está bueno, pero a veces se me hace un poco ñoño, "qué sensible que soy" y "prefiero un mariposa al rockefeller center", esa movida. me gustaba más el cinismo de "bonjour".