jueves, abril 2

Take Out, de Sean Baker y Tsou Shih-Ching + Prince of Broadway, de Sean Baker

Las dos pelis de Baker que se presentan en este Bafici (hay dos más para buscar y ver en casa) están muy bien. Prince of Broadway, la más nuevita, es la que deja un mejor recuerdo. Take Out (o mil maneras de filmar a un chino en bicicleta) se vuelve un poco repetitiva y previsible, pero el retrato de un día de trabajo en un restaurant chino de Nueva York está tan bien hecho que si sos fan de los arrolladitos primavera y el arroz y los fideos saltados con ingredientes varios, vas a querer salir corriendo a buscar una porción (algo que no pasa después de ver The Biggest Chinese Restaurant, también exhibida en este fest).
En las dos los protagonistas son laburantes que viven al día y de pronto el mundo parece caérseles encima. Uno tiene que correr para llevarse la mayor cantidad de propinas para pagar una deuda con un usurero. El otro tiene que aprender a ser padre de un niño que no sabe ni siquiera si es su hijo. Nueva York es la otra gran protagonista en los dos casos, sobre todo en el sonido con sus bocinas, sirenas y alarmas siempre presentes. En Take Out la ciudad se ve desde la bici, en Prince of Broadway la caminamos junto a Lucky un vendedor de ropa y zapatillas truchas que trabaja para Levon, un armenio que está tratando de mantener a flote su matrimonio.
Dos pelis en apariencia simples, pero con mucho para encontrar debajo de la superficie.

Jota Pérez

1 comentario:

martinfrancisco dijo...

muy buena prince!