viernes, abril 20

Viendo las noticias

Dos cosas que tienen que ver con la masacre de la Universidad Tecnologica de Virginia.
1. Datos inquietantes para los que vieron la bazofia paranoica "23, la revelación", con Jim Carrey obsesionado con ese número (ok, yo la ví y después empecé a encontrar el númerito en los diarios bastante seguido, pero por ahora sigo cruzandome más seguido con el número que realmente me obsesiona que es el 69). Bueno, el estudiante asesino tenía ¡23! años, y se llevó al otro mundo a ¡¡32!! ñatos (23 al revés, así funciona la peli).
2. Como todo masacrador de colegio su banda de sonido era el rock y estaba obsesionado con una canción, la diferencia con otros casos es que aquí no hay guitarras muy distorsionadas sonando en repeat. Lo que este chico escuchaba todo el tiempo no era Marylin Manson, ni Nine Inch Nails, ni siquiera Airbag (por nombrar bandas que incitan al descuartizamiento juvenil), su Helter Skelter fué Shine de Collective Soul!!!
Acá lo analizan en serio:
http://www.villagevoice.com/blogs/music/archives/2007/04/collective_soul.php

Rodrigo Faisán
(desde el móvil en la sala de noticias de encerradosafuera)

1 comentario:

Fabio dijo...

Pero la paranoia con el número 23 viene de mucho antes. Figura en libros sobre sincronismos junguianos y es principal en toda la mitología discordiana.

Yo me agarré la manía de ver el 23 en todos lados allá por el año 84. Y los días 23 no suelo salir de casa.

FABIO