viernes, abril 11

Actrices, de Valeria Bruni Tedeschi

¡Atención! De ser posible, no se pierdan Actrices, de la hermanita de la ya mundialmente famosa Carla Bruni, que hasta mi tía sabe quién es.
Por una de esas cuestiones desorganizativas que abundan en épocas de Festival, terminé viendo esta película solo, algo que me costó caro: hacía tiempo que no sentía la necesidad de hablar con alguien de lo visto en la pantalla grande, a la salida.
Actrices es una película muy inteligente, escrita por alguien que se ríe de sí mismo y de su mundo con unas ganas envidiables. La protagonista, interpretada por la mismísima Bruni Tedeschi, es una actriz al borde de la menopausia, un manojo de nervios y emociones encontradas, conciente de que se le está terminando el cuarto de hora para armar una familia, para tener un hijo. Dentro de ese cuadro de situación, comienza a trabajar en una obra de teatro con un director muy exigente, una vieja conocida, actriz frustrada y un ¿tímido? galancete. Si a eso le sumamos sus visitas a la ginecóloga, las discusiones con su exasperante madre y su ridícula tía, los diálogos con los fantasmas de su pasado y su dificultad para encontrar la forma de interpretar(se), tenemos como resultado una de las películas más sinceras, introspectivas, llenas de desparpajo, alegría y melancolía de los últimos tiempos.
Sí, lo sé, puedo estar exagerando un poco, pero no mucho.
En el personaje de Bruni Tedeschi podemos reconocer a mucha gente, porque después de todo, quién no está preguntándose todo el tiempo si está a la altura de lo que hace, cómo llegó a determinado punto en su vida o si no es hora de pegar el volantazo y cambiar todo por una nueva existencia. Y todo, todo esto, al ritmo de In The Mood.
Lo dicho: de ser posible, no se pierdan Actrices. En serio.

1 comentario:

GENERICA dijo...

MARAVILLOSA PELICULA, UNA DIRECCION MUY MUY ACERTADA