sábado, abril 17

Os famosos e os duendes da morte, de Esmir Filho


Melancolía y tristeza infinita en cinemascope. Y un tipo que sabe dónde poner la cámara y manejar los climas; por fin alguien que recuerda que la fotografía y el sonido son parte de la historia (y que no le dá miedo afirmar cuando llega la hora de hablar con los espectadores que estaría bueno ganar algo de plata haciendo cine).
Otro film que se la pasa entrando y saliendo de Internet ("dialoga con Internet" tendría que decir para estar a tono con el vocabulario festivalero oficial). Textura You Tube para fantasmas nunca tan vivos; la siniestra confirmación de que la web sigue siendo un lugar sin cementerios, un lugar dónde los muertos todavía pueden correr por el campo y cantarte canciones de Bob Dylan desde sus perfiles todavía disponibles.
¿Ir a ver a Dylan que toca lejos de casa o tirarse desde un puente? Esas son las opciones para un adolescente de un pueblo rural de Brasil. Y Filho nos mete en la mente de ese pibe tan sutilmente como una canción que se asoma entre la estática de la radio.

Si algo más hay que agradecerle a esta película es presentarnos a Nelo Johann, un músico de Porto Alegre que aporta media docena de canciones a la banda de sonido. ¿Cómo no querer tener a mano "Pigeon Suicide Squad"? Es la que suena después de la desgarradora escena de los zapatos rojos y hace que uno quiera ser devorado por la butaca: una guitarra, una voz brasileña cantando en inglés, la pantalla anchísima y los dos chicos viniendo hacia nosotros por un camino de tierra; uno en bici, el otro caminando y en el medio de ellos la muerte presente y dispuesta a vivir mucho tiempo.
No vayas a verla si andás con las defensas bajas.

J. Pérez

Bonus track: el Myspace de Nelo Johann y un site de dónde se puede bajar su música.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

què bueno eso de querer ser devorado por la butaca
què buenA sensación

beso J!
mavi

Anónimo dijo...

será que no la entendí, porque me aburrí bastante.

la fotografía sí me gustó

Firulo dijo...

No se si es excelente o aburrida y pretenciosa. Sí que me generó cosas que hace tiempo no me generaba una película. Tuve que parar tres veces para dejar correr mis pensamientos. Al final sentí algo parecido a lo que escribieron. ¿Será que la vimos en el mismo estado? ¿La pongo en mi ciclo de cine? Supongo que sí.

javiera llancapani dijo...

Supongo que vi esta pelicula con las defensas bajas. Me dejo un sentimiento muy amargo pero el personaje me hizo ver cosas que antes no tenian importancia para mi.