viernes, abril 16

Velódromo, de Alberto Fuguet

Si Velódromo fuera un libro sería un bodoque de 900 páginas al que le sobran 850. Le sobrarían páginas como le sobran planos a la película. ¿Si la anécdota daba nomás para un cuento corto por que hacer un ladrillo tamaño enciclopedia?
Con "Se arrienda" salì puteando un poco aunque pensando que la próxima sería mejor, después de todo Fuguet escribe cosas que me gusta leer.
Con esta salí puteando también y ya jurando que la próxima no la veo ni bajada de internet aunque esté tan al pedo como el personaje principal de la peli.
J. Pérez

1 comentario:

JMB dijo...

Uh, gracia a dió! Ahora no me siento tan solo en mis puteadas. ;)